viernes, 9 de enero de 2015

Sí se puede en Tacoronte denuncia las maniobras antidemocráticas del Alcalde.



El comité local de Sí se puede en Tacoronte denuncia la actitud antidemocrática del alcalde Álvaro Dávila el cual, mediante decretos y de forma reiterativa un pleno tras otro, impide que las mociones presentadas en tiempo y forma por la formación ecosocialista lleguen a figurar en el correspondiente orden del día plenario.

Si en el anterior mes de diciembre fueron cuatro las mociones suprimidas del orden del día mediante los correspondientes decretos de la alcaldía, en enero del presente año han sido otras dos mociones las que no han llegado a incluirse para su debate en el pleno ordinario. 

El intento de justificar tal actitud por parte del alcalde en base a la necesidad de supuestos informes técnicos para saber si son materia propia del debate en el pleno, es muestra de su falta de valor para asumir la responsabilidad de la censura a la que somete a la oposición, intentando volcar la misma en los funcionarios del ayuntamiento y suponen en todo caso un ejemplo del desconocimiento que supuestamente tiene el alcalde sobre las materias  competentes de su ámbito de gestión.

Sí se puede considera un ataque a la libertad de expresión y a la representación institucional de los vecinos y vecinas de Tacoronte estos decretos de Álvaro Dávila, unos hechos insólitos en la actividad política de nuestra isla, y una vulneración de lo dispuesto en la Ley de Bases de Régimen Local y la Ley Ley 14/1990, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias, que en su art. 129 establece claramente que es inexcusable obligación del Presidente incluir entre los asuntos del orden del día las mociones y las propuestas de acuerdo por escrito que los Concejales presenten hasta tres días antes de haberse confeccionado el mismo.
Sí se puede no cesará de presentar cuantas mociones y preguntas estime convenientes en los próximos plenos que restan en el actual mandato, siempre en aras de defender los intereses y derechos de los/as tacoronteros/as y de mejorar sus condiciones de vida.

Sí se puede se reserva el derecho de emprender nuevamente acciones legales contra Álvaro Dávila, sobre el que ya pesan anteriores sentencias condenatorias por sucesos similares, y exigirá la responsabilidad patrimonial del alcalde en relación a los costes procesales que puedan surgir de estas demandas, si resultaran condenatorias para
el mismo.

La intolerancia de esta persona y el desprecio por la opinión de muchos de sus vecinos, representados en los concejales de los grupos de la oposición, no deben de ser  minimizados y deben tener la respuesta contundente de quienes defendemos la democracia real y la participación ciudadana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario