jueves, 7 de agosto de 2014

Socialismo y democracia deshumanizados. (Artículo de opinión)

El presente texto es un artículo redactado por Rafael González, militante de Sí se puede. Expresa una opinión personal y no necesariamente la postura de su partido. 


Sinceramente, a veces no sé dónde está el límite de la deshumanización y falta de sensibilidad al que llegan algunas personas, con tal de cumplir con las "directríces del partido".

En el pasado Pleno Ordinario del día 4 de agosto en nuestro Ayuntamiento, los concejales de Sí se puede presentaron una moción en la que se denunciaba la grave situación de violación de Derechos Humanos y genocidio que está sufriendo la población civil palestina en la Franja de Gaza por parte del ejército israelita en la denominada "Operación Borde Protector" e igualmente se pedía el suspenso de toda colaboración con el Estado de Israel tanto a nivel comercial como cultural o turístico, y trasladar dicha petición al resto de Administraciones.

Dicha moción se aprobó con el voto favorable de tan sólo 5 concejales, los dos de Sí se puede y 3 del grupo de No Adscritos. El resto de concejales y concejalas asistentes optó por abstenerse. Es decir, hubo 14 abstenciones (concejales del Pp, Cc y PsoE y 2 concejalas del grupo de No Adscritos). 

Es decir, a estos concejales y concejalas el drama humano que se está produciendo en Gaza, con más de 1700 muertos civiles, de los que 400 era niños, con bombardeos a escuelas y refugios de la ONU y ataques a hospitales y ambulancias, todo esto parece que no es suficiente como para apoyar la condena, a pesar de que la propia ONU ha definido los ataques como crímenes de guerra.


Sin embargo, lo que me parece más detestable son los argumentos esgrimidos por algunos concejales para no apoyar la moción. Entre ellos, destaca el discurso del concejal del PsoE, según el cual, la propuesta "perjudicaría a mucha gente que se vería afectada por el boicot propuesto, y tiene tintes racistas".

Cuesta creer que estas palabras hayan salido de una boca de quien se define como "socialista". 

Para el concejal "socialista", es más importante al parecer los efectos "colaterales" sobre el comercio que la vida de personas humanas. Totalmente insensible ante las imágenes de niños destrozados por las bombas israelíes, al concejal le preocupa más el que una empresa no pueda vender piezas de fontanería o que un importador no pueda traer sacos de papas israelíes a Tenerife. 




Tal discurso está totalmente fuera de lugar, ya que han sido varios los ayuntamientos que han condenado antes que el de Tacoronte las acciones bélicas sionistas (Alcoy, Bilbao, Pinto...), e incluso una diputación provincial aprobó una propuesta de boicot a la colaboración comercial y cultural con Israel. 

Pero es más, el concejal "socialista" que argumenta razones económicas, parece olvidar que precisamente, fue Israel quien bombardeó hace algunos años el aeropuerto civil de Gaza, construido con dinero español (es decir, de nuestros impuestos), o también parece olvidar que hace años, el ministro español de Asuntos Exteriores de un gobierno del PsoE, tuvo que sufrir un bombardeo israelí en el palacio presidencial palestino (Al Mukata) mientras se entrevistaba con el presidente palestino, Yasser Arafat. Me pregunto si no son razones económica más que suficientes para pedir un boicot a Israel. 

Incluso en su argumentación sobre el presunto "racismo" de la propuesta, se refleja la total ignorancia del concejal sobre el problema palestino-israelí, ya que el único racismo existente en el mismo es la política de expolio y humillación de los gobiernos israelíes hacia una población por el simple hecho de ser palestinos. Porque no olvidemos que no se trata de una condena al judaismo (que es una opción religiosa como otras tantas existentes en este planeta), sino que se trata de una condena a una opción política llamada sionismo, que utiliza el pretexto de una religión y un pasado histórico de matanzas en Europa, para excusar su actual política expansionista y belicista en Oriente Medio.

Patético resulta leer o escuchar a quien argumenta el racismo como excusa para no condenar al agresor. Y más patético aún resulta el hecho de ignorar que los palestinos son también un pueblo semita, lo que hace absurdo el calificativo de "antisemita" esgrimido en algunos discursos.

Entonces... ¿por qué no condenar unos hechos evidentemente sádicos y antihumanos?. Las razones económicas y los compromisos políticos adquiridos desde la dirección del PsoE en Madrid llegan a estos límites.

No nos extrañamos de que los concejales de los partidos de la derecha tradicional (Pp y PsoE) no apoyen esta iniciativa, pues se sabe que su ideología no se fundamenta precisamente en la defensa de los derechos de trabajadores o de los derechos civiles en general. 

Pero sí es lamentable que quienes dicen ser "socialistas" se excusen para no condenar lo evidente. 

Si la preocupación por el comercio es tal, puede quedar tranquilo el concejal socialista, ya que las papas se pueden importar (y de hecho se hace así) de Reino Unido, o aún mejor, favorecer el desarrollo de un mercado productor local, actualmente depauperado. Si no se importan herramientas de fontanería de Israel, se pueden importar de otros muchos países, y así un largo etcétera. No se hundirá la economía canaria porque no vengan turistas israelíes o porque no participemos en sus certámenes agrícolas (agricultura desarrollada sobre tierra y agua expoliadas a los palestinos). 

Debemos recordar ahora cómo la presión internacional logró en su momento el cambio de postura en el gobierno racista de la República Sudafricana en su política de "apartheid".

Desde este blog quiero expresar mi gratitud a quienes apoyaron la moción, puesto que no supone ningún sacrificio para Tacoronte ni para Tenerife, y puede suponer en cambio, un eslabón más en la cadena de presiones necesarias para hacer recapacitar a los sionistas en su afán de destruir al pueblo palestino. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario