lunes, 28 de julio de 2014

Moción pidiendo la condena a la masacre en Palestina y la suspensión de colaboraciones con entidades israelíes.

Moción por la que se denuncia la grave situación de violación de derechos humanos y genocidio que está sufriendo la población palestina en la Franja de Gaza (Palestina) por parte del gobierno israelita en la denominada “Operación Borde Protector” y se pide el suspenso de toda colaboración con organizaciones del Estado de Israel.

Ángel Méndez Guanche, Concejal de Sí se Puede, perteneciente al Grupo Mixto Municipal del Ayuntamiento de Tacoronte, en uso de las atribuciones que le confiere el artículo 97.3 del R.O.F., presenta al Pleno de este Ayuntamiento la presente MOCION para su debate y aprobación si procede, de acuerdo con la siguiente

                                 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

            “ Debemos expropiar discretamente la propiedad privada en el estado que nos sea asignado. Trataremos de empujar más allá de la frontera a la población más pobre, procurándole trabajo en los países de tránsito y negándoselo en nuestro país(…) tanto el proceso de expropiación como desalojo de los pobres se debe llevar a cabo con discreción y cautela” diario de Theodor Herzl, fundador del movimiento político sionista. (Varios. La cuestión oculta y otros textos, editorial Bósforo libros 2011).

Como casi todos los días, nos despertamos con un sobresalto nuevo en la Franja de Gaza, en este caso desde hace unas semanas, asistimos atónitos y sin querer creer lo que nuestros oídos oyen y nuestros ojos ven: el “genocidio progresivo” en vivo y en directo de un pueblo: el palestino en la Franja de Gaza.
A diario vemos, leemos: cuantos cientos de toneladas de munición lanzan por tierra, mar y aire en la denominada  operación “Borde Protector” contra el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás); cuantas vidas ha segado de la faz de la tierra: a esta hora más de 1.000 personas han sido asesinadas, sobre todo niños y mujeres y los heridos sobrepasan los seis mil; cuantos cientos, miles de toneladas métricas de escombros generan, cuantos edificios, hospitales, escuelas, mezquitas han sido destruidos en la maltrecha Gaza. Y todo esto, con el beneplácito de los Estados Unidos, de donde proviene la mayor parte del material militar que allí se está arrojando, con los oídos sordos y displicencia de las Naciones Unidas y de los socios europeos de Israel, incluido España, y a estas habría que añadir las Instituciones Públicas Canarias.
El drama, la tragedia entre otras, es que la Franja de Gaza,  que forma parte de los Territorios Palestinos Ocupados por Israel; que abarca un espacio de 360 km2, con una población de más de 1.700.000 personas hacinadas, con 11 kms de frontera con Egipto, 51 kms de frontera con Israel y 40 km de costa. La hipocresía de esta operación militar, como en tantas otras ocasiones ha ocurrido,  es que no existe  posibilidad alguna de “de ventana o corredor humanitario” para la población que allí sobrevive, porque no se permite el libre acceso al resto del territorio, como alguien ha dicho: es como “huir de un elefante, desde dentro de una jaula”.

            ¿A que viene esta locura, este afán desmesurado de destrucción? Cuando 2014 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas “Año Internacional de la Solidaridad con el Pueblo Palestino. La justificación aceptada por todos los socios de Israel: ¡Israel, tiene el derecho a defenderse de la agresiones que perpetran los palestinos, en concreto el asesinato deleznable de tres jóvenes judíos, semanas atrás!  Cuando días antes de que ese suceso ocurriera, un francotirador había asesinado a tiros a dos niños palestinos (hecho filmado por algún video).

            Lo cierto es, que al gobierno de Israel le ha molestado mucho entre otras cosas, la posibilidad de que se creara un gobierno de Unidad Nacional entre Hamás, que gobierna Gaza y la Autoridad Nacional Palestina, que gobierna el resto de los territorios ocupados. Y esta iniciativa, que sería, en principio bien vista por la mayoría de los países: entre otros por los mismos socios y amigos de Israel, dejaría a éste sin argumentos para masacrar sin descanso a la población civil, con el argumento de destruir a su enemigo Hamás.

            Entendemos que ninguna acción justifica el bombardeo de población civil, y aún más, de centros de refugiados, hospitales, escuelas, o ataques a ambulancias, lo que supone claras violaciones a las disposiciones sobre derechos humanos reconocidos en la Carta Fundacional de la ONU, y en los acuerdos de Ginebra para conflictos bélicos.

            Por todo lo expuesto, los concejales de Sí se puede presentan los siguientes

ACUERDOS:
ñ     El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Tacoronte acuerda dirigirse al Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de España para que solicite en los foros internacionales la suspensión inmediata de la operación militar israelí, ya que supone un “genocidio progresivo” contra el pueblo palestino; igualmente solicitar que se cumplan las resoluciones de las Naciones Unidas sobre Palestina, que se respeten los derechos humanos de las palestinas y los palestinos y los derechos colectivos del pueblo palestino.
ñ     Pedir al Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias que suspendan cualquier tipo de campaña de colaboración con el Gobierno de Israel o las Organizaciones internacionales sionistas, en cualquier ámbito, ya sea de tipo cultural, turístico, económico, mientras el gobierno israelí siga atacando a la población palestina.
ñ     Suspender desde este Ayuntamiento cualquier tipo de participación en actos en los que participe cualquier Administración israelí o asociaciones pro sionistas o en las que se promueva la colaboración con dicho Estado.
ñ     Difundir una campaña informativa sobre el derecho de retorno de las personas y comunidades palestinas a las tierras y casas de las que fueron expulsadas por las sucesivas extensiones coloniales israelíes.


                                   Tacoronte, a 28 de julio de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario