miércoles, 26 de marzo de 2014

Sí se puede exige una política agraria coherente al gobierno local e insular.

Desde el comité local de Sí se puede en Tacoronte hemos recibido con satisfacción el anuncio de diversos actos organizados por el Ayuntamiento tacorontero, como el curso de planificación de huertos urbanos, dirigidos al autoconsumo, los intentos de coordinar a los futuros regantes de la zona San Juan-La Caridad, o la colaboración en proyectos ambientales de educación para jóvenes.

Sin embargo, todas estas loables iniciativas pueden quedar en simple anécdota si el gobierno local no se compromete a luchar a un nivel mayor contra la destrucción del territorio y sus recursos.

Y es que no tiene sentido organizar cursos de formación agrícola o de concienciación ambiental al tiempo que se apuesta por el desarrollo de planes ferroviarios que atravesarían las tierras fértiles donde esos jóvenes trabajadores deberían intentar aplicar sus conocimientos para extraer productos de la tierra.

Esquema compostera: http://airepurovalpo.blogspot.com.es/


No tiene sentido tampoco dejar en manos de otra Administración la redacción del PGO, elemento fundamental del ordenamiento para evitar que las tierras de cultivos desaparezcan, sustituidas por nuevas zonas residenciales o industriales.

Por último, tampoco parece ser muy lógico seguir colaborando en la política del Cabildo de Tenerife de ampliación de carreteras, que igualmente afectan a la continuidad y conectividad de las tierras de labranza en el Norte de nuestra Isla. 


Foto: Anillo insular en Santiago del Teide. Fuente: Diario de Avisos.


No se puede predicar un discurso ante un público y en unas fechas, y alegar todo lo contrario ante otras personas y en otros momentos o lugares. 

Debemos exigir coherencia y lógica en la política agraria de nuestro ayuntamiento, ya que de ello depende que podamos seguir trabajando, comerciando y residiendo en nuestro municipio, al tiempo que manteniendo una mejor calidad de vida.

El turismo, ese sector productivo tan importante en Canarias, vive en gran parte del consumo de paisaje; el turista reclama y exige paisajes atractivos, diferentes a los de su tierra, y en ese sentido, el paisaje agrícola de Tacoronte-Acentejo debe mantenerse y protegerse, como un elemento más que se oferta al viajero que nos visita. Para mantenerlo hay que fijar la población trabajadora en las explotaciones y evitar que las infraestructuras destruyan la posibilidad de su explotación.

Foto: www.enomorate.com

Desde Sí se puede exigimos que las últimas medidas de corte "ecologista" que adopta el equipo de gobierno de CC, no sean sólo de cara a la galería, y que se sumen a nuestras peticiones, tantas veces reiteradas en forma de mociones, ruegos y preguntas, en los Plenos municipales, donde hemos pedido medidas reales y concretas de apoyo a los productores de papas, tan afectados por la importación masiva y por las sequías algunos años, o en apoyo de los viticultores reclamando el pago efectivo de las ayudas del POSEI.

Éstas y otras muchas medidas, como la exigencia de creación de una planta de compostaje municipal o la creación de los huertos urbanos, que en su día fueron muy criticadas por el propio equipo de gobierno, deben de sumarse, entrelazarse para permitir fortalecer nuestro sector agrícola, de forma que sea competitivo con los productos foráneos y atractivo al consumidor. 

Nuestra defensa del sector primario no es utópica, sino basada en medidas reales y efectivas, destinadas a conseguir su mantenimiento en condiciones de rentabilidad. 

Esa es la política que debemos seguir. Lo demás, como ya hemos dicho, es simple anécdota mediática...


No hay comentarios:

Publicar un comentario