martes, 1 de mayo de 2012

El equipo de gobierno ignora las reclamaciones al presupuesto 2012.

Con fecha 9 de abril, nuestro partido presentó en el registro de entrada del Ayuntamiento de Tacoronte un escrito de reclamación contra el Presupuesto General del municipio para 2012, dentro del plazo legal de exposición pública. 

Nuestra reclamación, presentada por un afiliado del partido empadronado en Tacoronte, se basaba en que la previsión efectuada en el Presupuesto reflejaba una diferencia entre los ingresos realmente previsibles y el gasto que con seguridad se realizará, es decir, en base al supuesto del apartado C), punto 2 del artículo 170 del R.Decreto 2/2004 que regula las haciendas locales. 

Alternativa Sí se Puede solicitaba modificar el Presupuesto minorando los gastos de los capítulos I y VI, especialmente en las partidas presupuestarias denominadas "retribuciones de altos cargos", "arrendamiento de aparcamientos", "servicios de telecomunicación", "dietas de cargos electivos" e "instalación de GPS en vehículos", a fin de que el Presupuesto se ajustara más a la realidad previsible en cuanto a los ingresos económicos que realmente se podrán obtener en el presente ejercicio en el Ayuntamiento de Tacoronte.

Pues bien, con fecha 24-4-2012, el equipo de gobierno desestima nuestra reclamación al presupuesto, así como otra reclamación presentada por el Comité de Empresa del Ayuntamiento y aprueba definitivamente el Presupuesto para 2012, con todas las partidas previstas en el documento provisional que fue objeto de nuestra reclamación. 

Con fecha 20 de abril, la interventora accidental de fondos de este Ayuntamiento, emite un informe en el cual argumenta el rechazo a la reclamación presentada por Alternativa Sí se Puede en base a que "la persona que presentó el documento, no acreditó la residencia en el municipio, ni la representación del partido", algo insólito si se tiene en cuenta que el propio Ayuntamiento custodia el padrón municipal y emite los certificados de residencia, con lo cual es el organismo más indicado para comprobar si la persona física que firma el documento es residente o no en el municipio, lo cual le otorga legitimación para reclamar en condición de vecino. 

Pero es más, la misma interventora declara en el mismo documento que "la reclamación no se basa en ninguno de los supuestos contemplados en el apartado 2 del art. 170 del Decreto 2/2004, que establece las causas que permiten entablar reclamaciones contra el presupuesto" y que " el presupuesto es tanto en los apartados de ingresos como en los de gastos una mera previsión de ingresos y una limitación de gastos".

Esta respuesta es aún más extraña si cabe, ya que precisamente lo que se recogía en el documento era esa falta de previsión real de ingresos posibles, y en cambio, la autorización de un gasto excesivo en partidas innecesarias o reducibles, lo cual supone generar un futuro de más que posible déficit municipal, y que tal como reconoce el art. 170 del citado R.Decreto, una de las causas que habilitan la presentación de reclamación al presupuesto es "ser de manifiesta insuficiencia los ingresos con relación a los gastos presupuestados, o bien de estos respecto a las necesidades para las que esté previsto"

Nuestro partido ha dejado bien claro en la reclamación que el presupuesto "infla" los ingresos previsibles en el presente ejercicio en varios conceptos, teniendo en cuenta que la crisis ha generado una caída de la actividad comercial, y de la capacidad económica de las familias, lo que hará previsible un descenso en la recaudación de numerosas tasas y tributos que en el presupuesto aparecen con igual o superior importe que en el presupuesto anterior. Todo ello sin duda, en un intento de justificar y cuadrar los gastos respecto a ingresos; gastos que tiene en mente el equipo de gobierno hace tiempo y que son muy elevados en el apartado de los sueldos y dietas de cargos del equipo de gobierno y en otros conceptos que podrían reducirse como el gasto telefónico o los gps o aparcamientos para vehículos oficiales.

No sabemos si el informe de la interventora accidental es fruto de una presión política por parte del equipo de gobierno, o si es fruto de ese carácter accidental que ostenta. El caso es que el presupuesto sigue su curso, tal y como querían CC y PsoE, aunque tengan en contra a casi todos los vecinos del municipio.

En el futuro veremos si esta aventura no supone mayores daños al consistorio, pues las recientes modificaciones legales realizadas por el Gobierno del Estado, pueden llegar en caso de incumplimiento presupuestario a la intervención y disolución del equipo de gobierno.





No hay comentarios:

Publicar un comentario