lunes, 7 de mayo de 2012

El Cabildo de Tenerife desmantela el transporte público.

El Cabildo Insular de Tenerife ha consumado su ataque a la movilidad pública de los ciudadanos de Tacoronte y de otras zonas de la Isla. 


En concreto, en nuestro municipio se confirma la reducción de la frecuencia de paso de la línea 021, que une Tacoronte con Mesa del Mar, y se suprime la línea que conectaba Tacoronte con Agua García (línea 022), que hasta ahora solo prestaba 2 servicios diarios (lo que supone la incomunicación directa de este barrio con el casco urbano de La Estación y su paso obligado por La Laguna para acudir a Tacoronte).


También se ve afectada la línea 023, que une Tacoronte con el Pris, por El Calvario y Guayonge, y cuya frecuencia de paso se reduce  especialmente en las primeras y últimas horas del día, que es cuando más necesario es para los vecinos el uso de la guagua.


También se ven reducidas las frecuencias de paso en líneas que atraviesan Tacoronte desde otros municipios, como la 012 (La Laguna-El Sauzal, por la zona centro de Tacoronte), que reduce la frecuencia durante mañana y noche; la línea 054 (Los Rodeos-Cruz Chica- el Ortigal. Las Lajas- Agua García- Ravelo), o la línea 107 (que une Santa Cruz con Buenavista, pasando por Tacoronte, a través de la autopista del Norte).


Estas reducciones se suman a las ya efectuadas desde 2009, cuando se redujo la frecuencia de paso de líneas como la 011 (La Laguna- Los Naranjeros- El Calvario- El Sauzal- Urbaniz. Los Ángeles), que pasó de los 90 minutos a las 2 horas de frecuencia de paso, o la línea 051 (circunvalación La Laguna-Valle Guerra-Tacoronte-Guamasa). 
El Cabildo de Tenerife, dirigido por Coalición Canaria y en connivencia con el PsoE, permite reducir la capacidad de movimiento y de comunicación de nuestros vecinos/as de los barrios más apartados, generando una "reordenación" de líneas que acaba con el carácter de servicio público de una empresa y abre las puertas a futuras privatizaciones del transporte en estas zonas, con el consiguiente encarecimiento.


Aludiendo a una falta de capacidad financiera se intenta engañar al público usuario de la guagua, ya que desde el año 2009 asistimos a un despilfarro de dinero público en proyectos ferroviarios inviables, a campañas publicitarias y de promoción del tranvía, mientras se desatienden la calidad de las paradas de guaguas o la adaptación de los vehículos de Titsa a las necesidades de nuestros barrios.

Los habitantes de Tacoronte y la comarca de Acentejo en general, debemos de pagar las aventuras millonarias de CC y sus socios en las obras ferroviarias y del tranvía, cuya rentabilidad no fue la esperada; y debemos pagar doblemente por ello puesto que nos suprimen líneas y frecuencias de paso en líneas de guaguas, cuya atención nunca ha sido tan mimada como lo fue el tranvía. ¿Recuerda alguien alguna parada de guagua tan bien dotada como las del tranvía? 

Tenemos diversas paradas a lo largo del municipio de Tacoronte donde no hay ni siquiera un mísero techo para resguardarse de las inclemencias del tiempo mientras se espera a la guagua. Los paneles informativos brillan por su ausencia y los vehículos adaptados a las necesidades de nuestra orografía y población, siguen sin llegar. 

Alternativa Sí se puede ya advirtió de este riesgo hace tiempo, cuando CC, PP y PsoE alababan la inversión desaforada en trenes y tranvías, al tiempo que permitían el desmantelamiento de líneas de guaguas. Ahora tenemos el fruto de esa falta de previsión: deudas millonarias por falta de rentabilidad en una inversión excesiva, y recortes en el servicio del transporte público para los vecinos más alejados de los principales núcleos de población.

 

Mucho nos tememos que todas estas acciones vayan encaminadas a justificar la privatización del transporte público, que pasaría de ser un servicio a ser un negocio, dirigido con principios de productividad y rentabilidad empresarial, y por tanto, con encarecimiento para el usuario. 

Desde Alternativa Sí se puede invitamos a todos los vecinos/as de Tacoronte afectados por este recorte del servicio de transporte público a manifestar su protesta, bien mediante colocación de pancartas en las fachadas de las casas o bien mediante presentación de escritos individuales y colectivos exigiendo al Ayuntamiento y Cabildo Insular de Tenerife que cumplan con su obligación de dar servicio público a la totalidad de barrios en condiciones dignas.

Ha sido lamentable escuchar esta semana la defensa de estos recortes en boca de uno de los concejales del grupo de gobierno de Tacoronte, que parece más interesado en defender las posturas del Cabildo y sus alocadas inversiones, que las necesidades de los vecinos/as de Tacoronte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario