jueves, 31 de mayo de 2012

Amordazando la libertad de expresión en Tacoronte.


Hace unas semanas publicábamos en varios medios nuestro rechazo a los argumentos por los que el equipo de gobierno negaba la validez de nuestra reclamación al presupuesto general de 2012 de Tacoronte. 

El equipo de gobierno rechazaba nuestra reclamación citando un informe de un técnico municipal (interventora accidental) por el que se decía textualmente "que no se acreditaba la residencia en el municipio de la persona física que representaba al partido en la reclamación"  y "porque sus argumentos no se incluían en ninguno de los supuestos recogidos en el RD 2/2004, que regula las Haciendas Locales".

Pues bien, ambas afirmaciones no son ciertas. Así de simple.

Y al decir esto, no insultamos a nadie, ni intentamos menospreciar a nadie. Pero es cierto. Rechazar una reclamación porque el firmante del documento (que sí residía en el municipio desde hacía más de 10 años) no "podía comprobarse" si era residente, cuando es precisamente el Ayuntamiento quien custodia el padrón de habitantes, es cuando menos un argumento lamentable y absurdo.

Y no lo es menos el segundo argumento, ya que decir "que la exposición de motivos de la reclamación no se incluye en ningún supuesto del RD 2/2004" es otro grave error, puesto que ese R.D. indica en uno de sus artículos que una de las causas que validan la posibilidad de presentar reclamación es precisamente la existencia de un grave desfase o falta de equilibrio entre los ingresos y gastos previstos. Vamos, que detectar que se va a gastar más de lo que se podrá ingresar, es causa suficiente para reclamar.

Pero eso no lo admitió el Ayuntamiento, y fue el equipo de gobierno el que citó a la "interventora accidental" como autora de dicho documento justificativo. Por tanto, ese error sólo puede surgir si alguien ordena que se publique así, o si no se ha contrastado en detalle el texto de la reclamación con el articulado del Real Decreto. Cada cual puede interpretar los hechos como prefiera.

Ahora resulta que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tacoronte exige al concejal portavoz de Sí se Puede que rectifique públicamente sobre lo expresado en un artículo publicado en prensa en el que simplemente decíamos eso, que el rechazo de nuestra reclamación era improcedente, irregular.

Si la técnico que redactó el documento se siente ofendida por nuestro artículo en prensa, más ofendidos nos sentimos nosotros de haber leído una argumentación tan mala para rechazar una reclamación. 

Intentar reprobar en público a un concejal de la oposición por hacer su trabajo, esto es, controlar la acción del equipo de gobierno, y denunciar los casos de abuso o de mal uso de los caudales públicos, es simplemente una acción propia de una dictadura más que de un régimen democrático.

Con todo esto parece que se quiere obviar la existencia real de unos gastos superfluos, hinchados, evitables, como las dietas del equipo de gobierno, las facturas telefónicas, los alquileres de plazas de garaje, la instalación de GPS, etc. mientras se ignora el hecho cierto de que habrá menos recaudación por tasas e impuestos al haber descendido notoriamente la actividad constructiva y empresarial y por estar muchas familias en situación de penuria económica.

El equipo de gobierno de Cc y PsoE se ha caracterizado desde que llegó al poder por una serie de actitudes prepotentes, como el uso desmedido de los decretos para impedir la inclusión de nuestras mociones en el orden del día de los Plenos, o el empleo de un tono jocoso y humillante del alcalde hacia nuestro concejal portavoz en los plenos, intentando ridiculizarlo.

Eso al parecer, no es reprobable para Cc y PsoE.

En los 3 años que quedan por delante del mandato actual, numerosos temas polémicos como el PGO, los siguientes presupuestos, y las modificaciones presupuestarias, entre otros temas, seguirán generando polémica. Sin duda es intención del equipo de gobierno el quitarse de encima al único partido que hace oposición real. 



1 comentario:

  1. Pues si quieren reprobar, que reprueben. Ya tenemos hecha la campaña.

    ResponderEliminar