martes, 13 de marzo de 2012

¿Cuáles son las prioridades de gasto en Tacoronte?

Como ya es sabido por muchos ciudadanos de nuestro municipio, el equipo de gobierno aprobó hace algunos meses incrementar el gasto destinado a "fiestas" en 50.000 euros anuales.

Sin embargo, lo que tal vez no saben estos ciudadanos es que además de este incremento, se siguen llevando a los plenos autorizaciones de gastos extraordinarios (reconocimientos extrajudiciales de facturas) para pagar diversas facturas que, como por arte de magia, no fueron incluidas en su momento en el montante total del concepto de fiestas.

Así, en el último pleno fueron aprobadas por los votos de PsoE y CC, sendos pagos de facturas por importe de  4.500 y  3.000 euros, procedentes de las pasadas fiestas de El Cristo y Navidad, algunas de ellas sin contar incluso con el informe favorable de la intervención municipal.


Nos preguntamos por qué el equipo de gobierno sigue negándose en cambio a modificar a la baja el concepto de dietas del personal de gobierno para poder compensar tanto gasto festivo o de obras fuera de control. Por todo ello, resulta curioso que el equipo de gobierno acuse a Sí se puede de demagogia cuando formulamos la siguiente pregunta en el Pleno:

Hemos tenido información de que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) está estudiando criterios para fijar las retribuciones de alcaldes y ediles, ajustando los salarios y otros beneficios de los gobernantes municipales, de forma que respondan a criterios objetivos como la población, el presupuesto o la situación financiera municipal,  y que los sueldos se fijen tomando en cuenta las retribuciones de cargos de similar responsabilidad en otras Administraciones.  ¿Piensa el equipo de gobierno apoyar esta iniciativa o se opondrá a la misma? ¿En qué medida piensa recortar sus salarios el equipo de gobierno para igualarlos a los de otros municipios donde los ediles cobran menos?

Todos estos hechos reflejan los malos cálculos realizados por el equipo de gobierno, o su generosidad a la hora de invertir en el apartado de fiestas o de obras que luego quedan inonclusas o inútiles, en detrimento de otros capítulos presupuestarios.  Lo  que es seguro es que esas facturas se abonarán con el dinero de nuestras tasas e impuestos, que este año suben un buen porcentaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario