miércoles, 14 de septiembre de 2011

Sí se puede critica la mala gestión de las fiestas en Tacoronte.

El actual gobierno municipal sigue dando muestras de una mala gestión. Esta vez le ha tocado a las fiestas municipales del Cristo de Tacoronte, época del año en la que se suele mover bastante gente por las calles del casco urbano, y en la que se supone debe abundar la oferta cultural y de ocio.
Para comenzar, debemos destacar que el programa de las Fiestas, este año ha comenzado a repartirse varios días después de haber comenzado los actos, y sin llegar a la mayoría de barrios del municipio, por lo que hay desconocimiento de muchos actos programados.
Por otro lado, hemos asistido por primera vez en Tacoronte a la exigencia de cobro de entrada para poder presenciar un concierto en la Plaza del Cristo, la cual fue convenientemente vallada para evitar que algún vecino díscolo pudiera disfrutar gratis de la actividad. La imagen de la plaza vallada fue todo un síntoma de las intenciones recaudatorias de este equipo de gobierno, que hacen temer a muchos futuras subidas de los impuestos locales.
Para colmo, el aspecto que ofrece Tacoronte en sus vías principales, abiertas por las obras, polvorientas y llenas de interrupciones al tráfico, no invitan precisamente al visitante al paseo en nuestro centro urbano, para desgracia de los sufridos comerciantes, con los cuales no para de reunirse el alcalde para prometer lo imposible.
Con un aumento de la partida presupuestaria de fiestas de más de 30.000 euros, y en un municipio donde el desempleo aumenta cada mes, nos preguntamos si la forma que este equipo de gobierno tiene para generar confianza es precisamente la de espantar visitantes en época de fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario