sábado, 29 de enero de 2011

Sí se puede denuncia fallos en la red de alcantarillado y drenaje en Tacoronte

La urbanización de algunas zonas de Tacoronte se ha producido en los últimos 10 años de forma desordenada, levantándose edificaciones sin efectuar una urbanización del viario circundante, acorde a dicho crecimiento. Ello nos ha llevado a situaciones como la que se viven en estos días en algunas propiedades comprendidas entre la carretera de Tacoronte a Tejina, y las calles Valerio J. Padrón y Malcontento.



En esta zona, diversos vecinos han denunciado repetidamente la existencia de vertidos de aguas negras junto a las pluviales a través de las propias calles, que finalizan en algunas huertas, sobre las que se han producido acarcavamientos de más de un metro de profundidad.

 
Las calles citadas absorbían parte del agua de escorrentía antes de ser asfaltadas, pero una vez asfaltadas, no fueron dotadas de los correspondientes imbornales o canalización para recoger las aguas pluviales, las cuales discurren a favor de la gran pendiente que ambas calles tienen, vertiendo con fuerza sobre paredes y parte inferior de la calle Valerio J. Padrón, donde superan varios muretes y caen con fuerza sobre una finca adyacente actualmente en cultivo, produciendo los daños consecuentes.
 

Para colmo, el agua pluvial supera la capacidad de las pequeñas conducciones de alcantarillado de la zona, con lo que se mezclan aguas pluviales y aguas negras, lo cual genera malos olores en la zona, así como el depósito de todo tipo de desperdicios sobre las huertas y calles.


El final del recorrido de estos vertidos supera las huertas y genera una auténtica cascada en el muro que las limita con el trazado de la carretera Tacoronte-Tejina, afectando a su estabilidad y produciendo enormes charcos que afectan igualmente al tráfico de esta importante vía. Varias de las alcantarillas de la zona aparecen continuamente atrofiadas por el contenido de tierra y basuras arrastradas, permitiendo la formación de los charcos en la carretera.


  

El vertido de las aguas se produce finalmente en el barranco que cruza bajo la carretera, arrastrando todo tipo de basuras y aguas negras y generando malos olores que afectan a las viviendas próximas.


El Ayuntamiento de Tacoronte y el Consejo Insular de Aguas han ignorado hasta ahora estas quejas vecinales, limitándose a enviar equipos de limpieza que recogen los depósitos vertidos al barranco, y alegando que las aguas que se vierten han sufrido un tratamiento de depuración previo.

Alternativa Sí se puede presentará en el próximo pleno del mes de febrero una pregunta y una moción en este sentido, proponiendo soluciones para mejorar las condiciones de salubridad y seguridad ante los vertidos que se sufren en la zona, sobre todo en los meses de lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario