martes, 4 de enero de 2011

La proliferación de las grandes multinacionales y la defunción del pequeño comercio

     En Tenerife se ha realizado en los últimos 10 años una política permisiva de apertura de grandes superficies comerciales  de capital foráneo, sin apenas ningún tipo de control. Esta permisividad, ha ido en incremento, suponiendo el declive del pequeño comercio tradicional en nuestros pueblos y barrios. Favorecidos desde todos los puntos de vista (facilidad para licencias de obras, para reducir impuestos de importación de determinados productos, etc) estas grandes superficies compiten de forma desigual con el pequeño comercio del barrio, que no puede ofertar productos a tan bajo precio, y supone a veces incluso un daño irreparable a los productores locales de algunos artículos como los vinos, las verduras o los productos lácteos.
    
      Tacoronte no ha escapado a esta "moda" de instalar superficies comerciales de empresas multinacionales. Amparados en una supuesta política de creación de nuevos puestos de trabajo, a veces parecemos ignorar el cierre de otros puestos de trabajo que su instalación produce. ¿Quién no se ha percatado de que no quedan librerías, papelerías, panaderías o tiendas de ropa en algunos barrios?. Además, estos nuevos puestos de trabajo normalmente vienen asociados a peores condiciones laborales para los empleados (mayor número de horas por semana, apertura en días festivos, etc).
     
       Otros impactos colaterales como son la publicidad indiscriminada, que afea el pasiajes tradicional y las calles de la comarca, o el aumento del tráfico desmedido de vehículos pesados en algunas vías urbanas, tampoco se tienen en cuenta, así como la generación de basuras, que aumenta con este tipo de establecimientos, cuyos productos siempre se ofertan mediante un embalaje excesivo.
     Por otro lado, la llegada de numerosos productos híbridos ha dañado la riqueza genética de la producción propia de numerosos productos agrícolas y ganaderos. Sin embargo, el gobierno del "somos de aquí" no para de introducir licencias para la cobertura total del territorio de estas marcas foráneas, al tiempo que niega subvenciones a la producción propia de vinos, quesos o papas.
      Desde Sí se puede seguiremos apostando por defender al pequeño y mediano productor local frente a la invasión de productos del exterior, que no conllevan a una mejora real de calidad en el consumidor, que suponen el aumento de tráfico motorizado para realizar compras que antes se hacían en el ámbito del barrio, sin necesidad de utilizar el coche.

2 comentarios:

  1. El presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Henry Sicilia, afirma que "La defensa del control de entrada de productos por nuestra frontera es algo que clama al cielo. Canarias es un coladero de productos ilegales llámese aguacates, hortaliza de hojas (como la lechuga). No puede entrar hortaliza de hoja para evitar plagas y sabemos entra porque las vemos en el mercado", ha sentenciado Sicilia en una entrevista concedida a Europa Press.

    Para el sector es necesario que se trabaje y se pongan límites a la entrada de mercancías agrícolas que suponen "un grave riesgo" para la producción canaria. Henry Sicilia ha lamentado que a pesar de las reiteradas denuncias que hace el sector, nada cambie.

    "Nos dirán que los denunciemos y lo denunciamos y no pasa nada. Hay que tomar las medidas adecuadas", ha recalcado el presidente de la Asociación que ha reconocido que 2011 será un año "complicado" por las elecciones, si bien confía en que bien por promesa electoral, bien por rentabilidad se avance en cerrar o lograr objetivos en favor de la agricultura y la ganadería canaria

    ResponderEliminar
  2. En 2009 Canarias perdió un 4,7% de trabajadores autónomos, y en 2010 se perdió un 1,5%, lo cual refleja claramente cuál es la política comercial del Gobierno de CC.

    ResponderEliminar